The Founder: Codicia y hamburguesas

Por Camila Berinto

¿Cuántas veces has comido en un McDonald’s? ¿Cuántos McDonald’s hay en tu ciudad? ¿Cuántos arcos dorados podrías decir haber visto en las calles, anuncios de televisión, revistas, películas, a lo largo de toda tu vida? La cantidad sería exorbitante, ¿cierto? Es tan así que probablemente no puedes recordar ningún momento en que no conocieras la gigantesca M amarilla que se extiende sobre cada local de este emporio de la comida rápida.

Y esto nos deja con una última pregunta que hacernos. ¿Por qué McDonald’s es tan exitoso?

Porque seamos honestos, si de hamburguesas hablamos, podemos referirnos a una variedad de restaurantes que no le piden nada al payaso Ronald en cuestiones de calidad, tamaño o sazón. Entonces, ¿qué es lo que ha hecho a esta cadena de restaurantes el ícono americano por excelencia?

La respuesta se la debemos a un hombre nacido en Illinois en 1902, llamado Ray Kroc. A lo largo de toda su vida, Kroc vio su carrera como vendedor obstaculizada en muchos aspectos, pese a tener un deseo nato por incursionar en ese mundo. Las dificultades que atravesó nunca le impidieron a Ray seguir soñando con algún día hacerse de un brillante legado en el mundo de las ventas. Durante una década persistió en el poco exitoso negocio de las máquinas de batidos, viajando alrededor de todos los Estados Unidos para hacer de ello un sustento para él y su esposa. Fue hasta que cumplió los cincuenta años, que su inversión fallida en las malteadas lo llevó a conocer a los hermanos Dick y Mac McDonald.

thefounder3

The Founder es una película que narra con humor y crudeza el asombroso resultado de este encuentro y cómo un cincuentón toca timbres transformó un pequeño local de hamburguesas en San Bernardino, California, en uno de los negocios más redituables de la historia.

No debemos confundirnos. The Founder no es la historia de un hombre decidido y bondadoso que persigue sus sueños. El personaje de Kroc, interpretado por un genial (como siempre) Michael Keaton, no está diseñado para agradar a la audiencia, pero tal vez sí para generar simpatía. A lo largo del filme, vemos cada derrota que este hombre debe cargar consigo. Nos recuerda a nosotros mismos buscando con desesperación un modo de ser que pueda conseguirnos lo que queramos con solo esbozar una sonrisa, como si el éxito pudiera obtenerse siguiendo los pasos de un instructivo. Kroc nos recuerda de la debilidad de nuestro ego y lo terrible que puede ser el mundo con una persona que tiene sueños grandes.

thefounder2

Una vez alcanzado el éxito, Kroc se convierte en un monumento, un modelo que todos buscan pero con el que pocos pueden intimar. Tal vez es entonces, cuando tiene todo seguro, que Ray comienza a ser quien debió ser desde el comienzo, un gigante ambicioso y calculador al que no le interesa gustar, sino ganar.

Este filme de John Lee Hancock, a su vez que ser una comedia negra y un retrato biográfico del camino de un hombre perturbado, fue ampliamente recomendado por la crítica, alcanzando un 84% de frescura en Rotten Tomatoes. Pese a todo ello, y como suele suceder con muchas buenas películas, The Founder no alcanzó su presupuesto inicial en la taquilla y pasó casi desapercibida durante su tiempo en cartelera.

Sin el reconocimiento que merece, The Founder es un relato entretenido y lleno de historia que merece la pena ser visto.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s