DONALD BANG

Por Itzel Mota

“Y sí, juntos haremos que Estados Unidos sea grande de nuevo”.

Una vez más Donald Trump ha dado de que hablar. El presidente de Estados Unidos de América, conocido popularmente por su intransigencia en contra de los inmigrantes, a los que acusa del delito de ser “mexicanos”, ha iniciado una nueva batalla, el pasado 15 de marzo de 2017, contra el aclamado rapero estadounidense “Snoop Dogg”, quien provocó una gran controversia con su último vídeo “Lavender” en el cual se muestra una sociedad atestada de payasos, representando los hechos de violencia policial contra los afroamericanos. El punto culminante del vídeo es el momento en que aparece un payaso vestido como el presidente de los Estados Unidos de América a la vez que el músico dispara un arma de juguete en su dirección con un cartel que dice “BANG” en el cañón. Mientras tanto se puede apreciar en la televisión una conferencia de prensa realizada desde “ La casa de los payasos” donde es posible leer la frase: “Ronald Klump quiere deportar a todos los perros”.

m

La letra de la canción es por si misma violenta con un lenguaje soez que muestra la cólera y la inconformidad de la situación que viven los afroamericanos en dicho país debido a las constantes injusticias que enfrentan cotidianamente.

El presidente a través de su cuenta de twitter expresó el siguiente mensaje: “¿Pueden imaginar el escándalo que hubiera pasado si Snoop Dogg, con su carrera en caída y todo, hubiera apuntado y disparado un arma al presidente Obama? ¡Prisión!”

ñ
El disgusto del mandatario y sus congresistas republicanos fue tal, que tomaron la extremosa medida de censurar el tan “polémico” vídeo, a lo que Snoop Dogg escribió en sus redes sociales: “Ahora me quieren hacer preguntas y entrevistarme, pero ¿adivinen? No tengo nada que decir amigos”. Es evidente que el rapero no siente ni el más mínimo rastro de culpa por “Lavender”, al contrario se muestra conforme con el mensaje que trataba de transmitir a través de este; la realidad de una sociedad donde los múltiples casos de corrupción y violencia policíaca no toman la debida importancia que deberían de poseer.

Trump, por su parte exige una disculpa por la ofensa recibida, mientras que Snoop Dogg busca expresar su opinión acerca de la falta de justicia. ¿Quién tiene la razón?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s