Cine de Culto vs. Cine Comercial

Por Alejandro Lozano

El cine desde sus inicios se comparaba con un lienzo en blanco donde los directores podían pintar cualquier cosa que ellos soñaran, esto dio paso a películas que retrataban a la sociedad y dejo vía libre para que se crearan mundos fantásticos salidos de la mente de los directores. Todos hemos escuchado a gente decir: “El cine pierde fuerza” o “Son películas vacías, sin sentimientos y que se hacen solo por dinero”. Este tema toma más vigor con la presencia de la alabada Mad Max en la mayoría de las nominaciones al Oscar, la gente se preguntaba ¿cómo una película llena de explosiones, peleas y música rock compite junto con historias tan intimas como Room o The Revenant?” Bueno, veámoslo.

En las películas independientes se tienen que ajustar a un presupuesto más apretado, lo que hace que la creatividad de los directores sea más explotada. ¿Pero al tener más presupuesto la imaginación se disminuye? No, véase a George Lucas y a J. J. Abrams en Star Wars, el primero empezó con un poco presupuesto y revolucionó los efectos especiales en su tiempo, mientras que J. J. Abrams con una gran masa de dinero creó criaturas y planetas que impresionan, de todos los tamaños y formas.

La historia de igual forma suele diferir dependiendo del producto, pero no por esto la calidad de cada una es mejor, las ideas pueden ser buenas o malas, todo depende de cómo se ejecuten, y esto puede sucederle a cualquiera. Muchas películas independientes suelen pasarse de pretenciosas, algunas deciden hacer situaciones extrañas o profundizar en temas que no son necesarios, como ejemplo pondría El Principito, película independiente que intentó dar su mensaje de divertirnos y vivir la vida, que agregó cosas más que innecesarias a la historia. Josh Trank en Los 4 Fantásticos quiso alejarse de los cómics, series y las películas anteriores para hacer una película más íntima e independiente pero que no concordaba con lo que los personajes representan.

De la misma manera películas de gran presupuesto pueden ser increíbles y profundas, El Caballero de la Noche, Star Wars, El Señor de los Anillos, etc. Han roto barreras y han llegado a ser nominadas por la academia en muchas categorías. Pixar y Disney son otros grandes ejemplos, con mucho dinero han dado óperas de gran calidad, mensajes que llegan a chicos y grandes y que gustan. Incluso en ocasiones se puede decir que Pixar da mejores mensajes que Tarantino.

Los blockbusters y las independientes se pueden resumir en algo: películas. Y esto nos hace disfrutar más del cine. Películas de gran presupuesto como: Titanic, Corazón Valiente, El Silencio de los Inocentes o El Retorno del Rey pueden codearse con La Lista de Schindler, Forrest Gump, Belleza Americana o Chicago, en la lista de mejores películas del Óscar. Si una idea es buena y se hace de una forma espectacular, sea la unión de superhéroes por primera vez en el cine, o la historia de una relación durante 500 días, estas se quedan en nuestra memoria de alguna manera. Y esa es la magia del cine: una carrera emocionante, llena de acción y excelentes actuaciones puede estar al nivel de una película sobre un hombre buscando redención y venganza contra el que le quito todo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s