¿Por qué si estudias tanto te va tan mal?

Por El Zorro.

Ahora que acabaron los parciales (y a tres días de semestrales), muchos alumnos se vieron frustrados por la dificultad de la mayoría. A pesar de las horas de estudio que llegaron en algunos casos a las tres de la mañana, este como muchos otros parciales simplemente no reconoció nuestros esfuerzos.

A esto viene la pregunta, ¿por qué si estudio cinco horas del día (y a veces pongo atención en clase) termino reprobando u obteniendo una calificación que no me gusta? Ése es el punto a tratar en este artículo, donde se mencionan los errores más comunes y más catastróficos que nos mantienen a años luz de un 100 (y cómo resolverlos).

1-. Estudiar en la sala o el comedor.

Imaginemos el siguiente escenario: Estás sentado en el comedor o la sala, tu padre está comiendo botanas y viendo la final a todo volumen y tu mamá le está gritando a tu hermano por cualquier cosa, para colmo, tú querías ver esa final, por lo que no puedes evitar voltear y pasar 10 de cada 15 minutos viendo el juego y comiendo. En ese momento tu cerebro esta recibiendo una cantidad enorme de información a través de todos tus sentidos, y no hay forma de que distinga cuál es la información que se debe quedar. A la hora del examen, ves los reactivos y no te queda más que rezarle a San Chuleta porque es lo único que recuerdas de la noche anterior, !error fatal! No sólo estás completamente vacío, tampoco pudiste ver bien el juego y todo quedó a medias.

La solución: El mejor ambiente para estudiar es un lugar privado, no hay más. Enciérrate en tu cuarto y pide no ser molestado, evita acostarte y usa tu celular lo menos posible. Una vez estés listo, pon música que obstruya el ruido de afuera sin distraerte (por ejemplo clásica o jazz suave). Si administras bien tu tiempo te podrás permitir cosas como ver el juego.

2-. No conocer tu tipo de aprendizaje.

El tipo de aprendizaje es la forma en que tu cerebro asimila la información de manera óptima, podemos hablar básicamente de tres tipos: el visual, mediante el cuál el sujeto retiene mejor la información que llega a través de imágenes y esquemas; el auditivo, que consiste en comprender mejor la información que llega en forma de sonidos; y el quinestésico (el más complicado) cuyas personas aprenden mediante la experimentación usando como vehículo su cuerpo.

No conocer tu tipo de aprendizaje puede llevarte a cometer errores graves. Por ejemplo, si una persona es auditiva pero en vez de poner atención a lo que dice el profesor se preocupa más por copiar todo lo que está en la pizarra, cuando estudie sólo va a poder ofrecerse a sí mismo un montón de letras y cuadros que más bien le sirven a una persona visual. Es importante que investigues para que conozcas y apliques tu tipo de aprendizaje. También debes probar si se te da mejor repasar durante todo el mes, o estás bien estudiando todo el contenido el día anterior al examen.

3-. No dormir bien.

Hay una hora del día en que tú y tu cerebro simplemente ya NO deberían estar carburando. No dormir bien, además de masacrar a tus neuronas, te impide funcionar bien hasta que descanses por completo. Esto significa que no vas a aprender nada a esas horas de la madrugada, y al día siguiente tu cerebro va a estar muy cansado como para recordarte la información que ya tenías. Aunque te duela, el tiempo que debes dedicarle al estudio es en la tarde, y debes procurar dormir cuando menos seis horas, así que no seas negrero contigo mismo y atiende a las necesidades de tu cuerpo, que además vas a andar con unas ojeras que te hacen ver como mapache.

Extra -. No te exijas imposibles.

Es muy básico, si eres una persona que no disfruta las materias “de rollo”, los números son tu área y simplemente naciste y morirás como ingeniero, no te tortures por sacar un 100 en literatura. O viceversa,  si odias los números y lo tuyo son las artes y las ciencias políticas, no te alarmes si tu compañero entrega el examen de mate en 10 minutos y tú vas a empezar el segundo o tercer problema. No eres perfecto ni omnisciente, debes estar consciente de las áreas más difíciles para ti y hacer lo mejor que puedas con ellas.

En conclusión, estudiar es una de las actividades más complejas que existen, si quieres sacar una buena calificación, dale su debido tiempo y esfuerzo sin excederte. Es una actividad metódica con sus propios requisitos, pero no es algo del otro mundo, no te explotes. Te deseo éxito en los semestrales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s