José Soberanes: entre el ruido y la estética sonora.

Por Héctor Ortiz
soberanes

Hoy día, y desde sus inicios, hablar del arte es algo tan trivial y subjetivo que realmente a pocos llena o provoca.

La naturaleza del ser humano lo hace evolucionar, dejarse sorprender por nuevos hallazgos, ir desechando lo viejo para después retomarlo, transformarlo, adaptarlo y al mismo tiempo crear argumentos tan pomposos para esos recalentados artísticos, que muchas veces caen en lo soez. Sin embargo, siendo exploradores del harte (ya que, efectivamente como Pedro Friedeberg lo dijo en su momento: es el harte, con H, porque estamos hartos del arte) pocas veces hayamos artistas que por un momento nos hacen creer, por instante, que ese mundo de ensueño y falso intelectualismo tiene algún sentido.

José Soberanes: ruidista, artista sonoro, improvisador o como quieran llamarle, cosa que realmente poco le importa. Incansable promotor del ruido y diversos lenguajes del sonido que reside en Tula, Hidalgo; México.

Comenzó su carrera en 2010 por mero interés en la creación musical. Pero fue hasta 2012 que formalmente inició bajo el pseudónimo Huixtralizer, mismo que le abrió muchas puertas dentro y fuera de México. Llevándolo a tener notables participaciones en eventos como Carnaval de Bahidorá, invitaciones por parte del Centro de Cultura Digital, sellos como Abolipop/Suplex, WOS, ÉTER, A.M.P. Recs, etc. Y conocer e incluso colaborar con otros exploradores sonoros como: Federico Durand, Fonobisa, Mirna Castro, Israel Martínez, Mondragón, Darren McClure, etc.

11137051_978381075519186_1761622615_nDurante sus 5 años de actividad, José pasó por diversos estilos, iniciando en el IDM y el Glitch y llegando al Harsh Noise, pero no le satisfacía por completo. Entonces decidió comenzar la exploración y experimentación a partir de grabaciones de campo como materia prima para sus composiciones, mezclando situaciones de tensión y confort en sus narrativas para dar un carácter más contemplativo a sus obras o más sutil, para crear espectros aurales.

De esto surgieron diversas interacciones entre José y otros artistas sonoros, escultores, artistas visuales y escritores, que sin duda le ayudaron a diversificar su propuesta y pulir su estilo.

Actualmente Huixtalizer es un nombre vacío, un proyecto muerto; pero José Soberanes se convirtió en su propio alter-ego. Un artista que no busca ahondar en tanto existencialismo artístico sino dejar su huella en una serie de corrientes sonoras que en los últimos años han ido marcando una nueva cultura de apreciación musical y no-musical acompañadas del adiestramiento del público en la escucha atenta.

Internet:
Website
Twitter
SoundCloud

Héctor Ortiz
@MyrdalMx

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s